La historia de Indelec comenzó con la protección de las iglesias.

De hecho, son los edificios religiosos los que fueron los primeros en obligarse a instalar un pararrayos.

60 años después, que sea en Francia o Brasil o en más de 70 países de todo el mundo, protegemos todo tipos de edificios religiosos. Aquí, la parroquia de la reina Santa Isabel en Heliodora, Minas Gerais.

“Nos gustaría compartir nuestra satisfacción con el sistema Prevectron®. La instalación, simplificada gracias a la tecnología del Prevectron, se hizo en 2 días solamente, sin cambiar la arquitectura de la iglesia. Al mismo tiempo la solución Indelec nos permitió un ahorro considerable, en comparación con otros sistemas de protección “, según Filipe Miranda, Director Técnico.